Foto de un ratón Logo de Amor de mascota
fotos de mascotas
Secciones
Directorio de enlaces
Artículos Anteriores

Perros - Comportamiento y Educación: CACHORROS: HAY QUE EDUCARLOS DESDE EL PRIMER DÍA

Perros
Es mejor prevenir que curar, y es mejor y más fácil solucionar los problemas de comportamiento en los cachorros apenas aparecen.



CACHORROS: HAY QUE EDUCARLOS DESDE EL PRIMER DIA

Las pautas que definen los hábitos de conducta de los perros han evolucionado a lo largo de decenas de miles de años. El comportamiento y las respuestas normales de un perro son, en gran medida, previsibles. Lo que no es previsible es el efecto que tiene sobre él el entorno que le brindamos, así como la educación, o, en muchos casos, la falta de ella.

Cuando traes un cachorro nuevo a la casa, siempre surgen algunos problemas que hay que resolver, como los aullidos de las primeras noches. Cuanto más información tengas acerca del comportamiento canino, más fácil te resultará confortarle para que haga gustoso lo que tú quieras. Los cachorros se hacen adultos en un año, así que si quieres tener un perro que sea un gran compañero no postergues su educación. Si no vas corrigiendo su comportamiento a medida que se presentan las dificultades, en poco tiempo tendrás que consultar a un especialista para que te ayude a educar a un pequeño demonio.

Problemas de los cachorros
Llorar toda la noche: este es una de las primeras dificultades con las que tienes que lidiar. Las primeras noches en su nueva casa son momentos de mucho miedo para el cachorro y por eso llora o aúlla cuando se queda solo. El ha perdido todo lo que le era familiar, luego llega a la casa, juega unas horas contigo y tu familia; esto le alcanza para considerarse parte de la nueva manada, pero llega la noche y todos le abandonan. No hace falta que le lleves a la cama contigo, pero sí es una buena idea colocarle en una caja o jaula de donde no pueda escapar y llevarle a tu habitación a pasar la noche. Así sabrá que estás ahí, pero cada uno en su sitio.

Si no lo puedes llevar contigo, una gran ayuda es darle algo que tenga el olor de su hogar anterior o el tuyo si ves que eso le conforta. También sirve colocar cerca de él un reloj que haga tic-tac, pues puede recordarle los latidos de la madre y darle tranquilidad. De la misma manera, una bolsa con agua tibia envuelta en una toalla o frazada a su lado puede parecerse a la presencia de uno de sus hermanos. A algunos cachorros les resultará de ayuda algún sonido suave, como música o la radio, o incluso una grabación con tu voz en ella. También puedes dejar una luz tenue. Si tienes otro perro o un gato que no sean agresivos, déjales dormir juntos y el cachorro estará feliz.

Morder objetos: este comportamiento se puede ver en cachorros aburridos, ansiosos o que se dejan solos mucho tiempo. También puede deberse a  las molestias que causa el cambio de dientes entre los 3½ y los 7 meses. Lo mejor es darle juguetes u otros objetos que le sirvan para aliviar su dolor a su aburrimiento. Nunca le des un juguete que se parezca a las cosas que quieres proteger, tampoco zapatos viejos o medias rotas, pues con eso le estás enseñando quecachorro mordiendo morder esos objetos está bien y no podrá distinguir entre los permitidos y los que no lo están. Al igual que ocurre con los niños, los mordillos fríos les ayudan a aliviar el dolor de encías. Dale un plato con cubos de hielo o un trozo de tela enrollada como soga que hayas mojado y dejado unas horas en el congelador.

Mordidas y arañazos: esto es algo que nunca se le debe permitir. El cachorro debe saber desde el primer día que morder no está bien y  no es un juego que deba practicar con los humanos. Los dientes de un cachorro seguramente no te harán mucho daño, pero los de un adulto sí. No juegues a poner los dedos en su boca porque le estás enseñando a morderte y después será tu responsabilidad si muerde a cualquier niño o adulto. Cuanto intente morderte dile NO con firmeza, y prémialo en cuanto deje de hacerlo. Haz lo mismo todas las veces que esto se repita.

Ladridos: los ladridos excesivos son muy molestos y pueden traerte problemas con los vecinos. Es más fácil corregir esto en un cachorro apenas comienza el problema, que cuando es adulto y ya está instalado. No le festejes los ladridos; actúa de la misma manera que con las mordidas: dile NO firmemente cuando ladre y prémialo apenas deja de hacerlo. En cuanto el veterinario te lo permita, llévale a dar largos paseos, pues descargará energías y no sentirá tanta necesidad de ladrar.

Es muy importante que el cachorro vea desde el primer día que tú eres el “jefe” y que él debe obedecer. Cuando digas NO, hazle cumplir. Si lo dejas hacer lo que quería de todos modos, esa orden perderá fuerza y ya no te servirá. Enséñale a acudir cada vez que le llamas, pero para lograrlo debes llamarlo solo para acariciarlo y ser amable con él, nunca para regañarle y mucho menos para pegarle. Si coge un objeto y sale corriendo, no le persigas, pues estarás avalando este juego. Dile NO y llámale para que te lo devuelva. Para saber como conquistarle usa tu sentido común y, sobre todo, piensa como pensaría tu perro. Si él ladra en la calle porque tiene miedo y tú le acaricias para calmarlo, lo estás premiando. El pensará que ladrar está bien.

Disfruta de tu cachorro y entabla una buena y sana relación con él. Corrige los problemas de comportamiento a medida que se presentan y no esperes, porque luego será más difícil. Sé coherente y consistente; piensa que siempre estas enseñando algo al cachorro, y si no es algo bueno, es algo malo.

Escrito el Lunes, 30 abril a las 05:54:16 por Dra Isabel Iglesias
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Create una aquí.
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Perros
· Noticias de isabel


Noticia más leída sobre Perros:
SARNA CANINA

Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.51
votos: 31


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones